MIÉRCOLES, 1 DE DICIEMBRE.


VIVIENDO EL ADVIENTO

Cuatro son las semanas de preparación a la Navidad, que en el mundo cristiano, llamamos “ADVIENTO”.

El Adviento nos invita a prepararnos para la venida de Jesús, que celebramos en Navidad.

¿Qué preparamos en este tiempo? Los grandes

almacenes, los ayuntamientos, las tiendas, etc. preparan, o mejor dicho “se  preparan” para vender, consumir y hacer negocio con la celebración de la Navidad.

¿Qué preparamos los cristianos en estos días de Adviento? Lo que nosotros preparamos, tiene que ser algo muy distinto.

Toda preparación de un acontecimiento nos habla de cambiar lo que había, y acomodarlo, adornarlo, para lo que viene.

Sin eliminar lo externo, que hasta nos puede ayudar, nuestra preparación tiene que ser interior: Si esperáramos a un gran personaje, seguro que pintábamos la casa, limpiábamos los cristales, ordenábamos las habitaciones y un sin fin de cosas más.

Pues la realidad es que sí, recibimos a un gran personaje. Sencillo  y representado en un Niño, pero no por eso menos importante.

La historia cambió después de su venida. Dividió la historia en dos partes. De hecho decimos y nombramos los años: Antes de Cristo y después de Cristo.

Preparar la Navidad, es abrir la vida y el corazón a Dios que llama a nuestras puerta.

También nuestra vida cambiará, como cambió la historia, si sabemos recibir y escuchar la voz de este gran personaje que viene.

Terminamos diciendo:

PADRE NUESTRO…

DIOS TE SALVE MARÍA…

GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>