SEXTO DÍA DE NOVENA


LA SAGRADA FAMILIA

Queridos Hermanos:
La Sagrada Familia ilumina este día de la novena y nos recuerda la realidad concreta de los migrantes, rememorando así las alegrías y dolores de un pueblo que camina en tinieblas y encuentra la luz. En este tiempo de pandemia nuestras familias han sido visitadas por el dolor ante la pérdida de seres queridos y las consecuencias sociales de un virus que ha desestabilizado hasta las más sólidas economías.
Jesús, María y José, nos recuerdan la experiencia familiar que vivimos y nos invitan a acoger a todos sin discriminación alguna, iniciamos: en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

ORACIÓN INICIAL

Niño de Belén,
prepara nuestro corazón
para que podamos recibirte.
Ayúdanos a caminar juntos,
con la esperanza de evidenciar con nuestro testimonio,
actitudes de comunión, participación y misión
y permítenos comprender
que al abrazarte en el pesebre,
abrazamos de nuevo nuestra vida.
Amén.

LECTURA BÍBLICA:

Lc 2 , 1-5
Por aquellos días, se promulgó un edicto de César
Augusto , que ordenaba un censo de todo el imperio. Este
primer censo se hizo cuando Quirino era gobernador de
Siria. Todos iban a empadronarse, cada uno en su propia
ciudad; así es que también José, perteneciente a la casa
y familia de David, se dirigió desde la ciudad de Nazaret,
en Galilea, a la ciudad de David, llamada Belén, para
empadronarse, juntamente con María, su esposa , que
estaba encinta.
Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

La armonía no puede desatender a la comunión y, solamente lo logra, respetando y protegiendo -activamente- la casa
de todos, precisamente, donde habita nuestra familia. Entonces, hay que tener un sentimiento de hermandad y respeto entre nosotros, pero además con la naturaleza y, aquello solo se logra con una decidida participación. La dinámica de un mundo en vértigo, sin frenos ni límites, pone nuevos retos en cada ser humano que es miembro de una familia que asume el amor a plenitud y la experiencia de hacer el bien como el único camino de Salvación.
Abg. José Chalco Salgado
Presidente del Consejo de Laicos
Arquidiócesis de Cuenca.

  • ¿Nos sentimos partícipes de las alegrías y tristezas de nuestra familia? ¿Cómo lo manifiéstanos?
  • ¿Cuál es nuestra actitud hacia los migrantes? ¿Los miramos como hermanos que somos?

COMPROMISO

Leer la Carta a las Familias que está al inicio de esta novena, reflexionarla y meditarla.

PETICIONES

La Sagrada Familia nos muestra que la protección de José y la ternura de María son fundamentales en cada hogar que se acoge bajo su protección amorosa. Presentemos al Señor nuestras súplicas y digamos:
Protege Señor a nuestras familias.

  • Por los migrantes, que por situaciones ajenas a su voluntad tuvieron que salir de sus países, para que puedan encontrar estabilidad laboral y social para el bienestar de sus familias. OREMOS
  • Por el sufrimiento de tantas familias que experimentan la desaparición de uno de sus miembros, para que el Señor les consuele y anime. OREMOS

DECIMOS JUNTOS:

PADRE NUESTRO…

DIOS TE SALVE MARÍA…

GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO…

ORACIÓN FINAL

Niño Jesús,
ven a nosotros,
entra en nuestros corazones
y enséñanos el camino que nos conduce a ti.
María,
danos docilidad y humildad,
para entrar en comunión con los planes de Dios.
José,
custodia nuestra fe,
ayúdanos a vivir en obediencia ,
y danos la gracia de escuchar la voz de Dios.
Sagrada Familia de Nazaret,
que nuestras familias sean el lugar propicio
donde podamos descubrir que es posible
vivir en comunión, participación y misión,
siempre a la luz de la Palabra
que ilumina nuestro deseo de “ caminar juntos”.
Amén.

Que Jesús, María y José bendigan a nuestras familias y acojan sus necesidades e intenciones.
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>