Viernes 18 de febrero


Buenos días.

Iniciamos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen

Terminamos haciendo la siguiente oración:

Jesús: cuando abro el evangelio 

siempre te veo rodeado de gente. 

Todos quieren algo de ti.

Cuando te diste cuenta de que pasaban hambre, 

enseguida buscaste el remedio entre todos. 

Nos dices que tenemos que poner en común 

el pan que tenemos.

Que, si compartimos, 

en el mundo ya nadie pasaría nunca hambre.

Señor, que no seamos tan egoístas 

y que nos preocupemos un poco más 

de las necesidades de los demás.

AMEN

PADRE NUESTRO…

DIOS TE SALVE MARÍA…

GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>