UNES, 7 DE MARZO


RESTAURÓ MI CORAZON

¡Buenos días!

Iniciamos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amen

Hoy comenzamos nuestra semana  haciéndonos eco del evangelio del domingo que nos decía en una de sus partes:

Nos unimos en oración a esta propuesta de Jesús, con esta sencilla reflexión-oración:

¡Cuántas son las piedras de mi corazón!

La piedra fría de mi indiferencia,

La piedra dura de la violencia, 

La piedra solitaria de mi individualismo y egoísmo

La piedra grande de mi orgullo y soberbia

La piedra gorda de mi codicia y ganas de poseer sin fin

Convierte, Señor, estas piedras en panes:

Pan de ternura y amistad

Pan de ofrenda y generosidad

Pan de transparencia y bondad.

Recibe, Señor, nuestro corazón de piedra

y transfórmalo en corazón de carne.

Decimos juntos:

Padre nuestro…

Dios te salve María…

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>