Miércoles 21 de septiembre de 2022.


¡Buenos días!

Iniciamos en el nombre del Padre, del Hijo del Espíritu Santo. Amen
Realizamos la siguiente oración:

Dichoso quien no pone su corazón en las
riquezas, dichoso el que no pretende tener
más que los demás, ni vive sólo para los
negocios, ni acapara horas-extra, trabajos extra,
pagas-extra… y pierde el sueño soñando cómo ganar más.
Dichoso el que no piensa que la vida es sólo
un mercado, que todo se puede comprar y
vender, dichoso el que no cree que todos
tienen un precio y recurre al engaño y al
soborno para obtener sólo ventajas materiales y trepar.
Dichoso el que tiene tiempo para descansar,
el que dedica tiempo a su familia, el que saca
tiempo para los amigos, el que encuentra
tiempo para los necesitados, el que en todo
tiempo alaba y bendice al Señor.
Dichoso el que ha puesto en Dios su
esperanza, el que confía en la familia y los
amigos, el que no desconfía de los compañeros
y vecinos, ni recela del forastero o del inmigrante.
El Señor confiará en él y le irá bien ahora y siempre.

Decimos todos juntos:
Padre nuestro…
Dios te salve María…
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>