SEGUNDO DÍA DE NOVENA


LA VIRGEN MARÍA

ORACIÓN INICIAL

Niño de Belén,
prepara nuestro corazón
para que podamos recibirte.
Ayúdanos a caminar juntos,
con la esperanza de evidenciar con nuestro testimonio,
actitudes de comunión, participación y misión
y permítenos comprender
que al abrazarte en el pesebre,
abrazamos de nuevo nuestra vida.
Amén.

Queridos Hermanos:
Hoy María, nos enseña a dejar a un lado nuestros planes personales para entrar en comunión con los planes de Dios. Ella, la Virgen del SÍ, nos manifiesta con su respuesta un total abandono, pues al recibir esta propuesta, con convicción, docilidad y obediencia, acoge en su vida y en su corazón la Voluntad de Dios, con una profunda humildad y gozo.
Empecemos diciendo: en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.


LECTURA BIBLICA:

Lc. 1, 26-38
En aquel tiempo, el ángel Gabriel fue enviado por Dios
a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen
desposada con un varón de la estirpe de David, llamado
José. La virgen se llamaba María. Entró el ángel a donde
ella estaba y le dijo: ‘Alégrate, llena degrada, elSeñor está
contigo’. Al oír estas palabras, ella se preocupó mucho y
se preguntaba qué querría decir semejante saludo.
El ángel le dijo: ‘No temas, María, porque has hallado gracia
ante Dios. Vas a concebir y a dar a luz un hijo y le pondrás
por nombre Jesús.
María le dijo entonces al ángel: ‘¿Cómo podrá ser esto,
puesto que yo permanezco virgen?’ El ángel le contestó:
‘El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del
Altísimo te cubrirá con su sombra. Por eso, el Santo, que
va a nacer de ti, será llamado Hijo de Dios. Ahí tienes a tu
parienta Isabel, que a pesar de su vejez, ha concebido un
hijo y ya va en el sexto mes la que llamaban estéril, porque
no hay nada imposible para Dios’. María contestó: ‘Yo soy
la esclava del Señor; cúmplase en mí lo que me has dicho’.
Y el ángel se retiró de su presencia.

Palabra del Señor.

REFLEXIÓN

Recibir visitas inesperadas, noticias que salen de nuestros planes, situaciones Incómodas o retos que nos demandan mayor esfuerzo, no son tareas fáciles de aceptar ni de ejecutar. ¿Cuántas veces preferimos escondernos o justificarnos para no tener que afrontar estos hechos? Sin embargo; la novena de hoy día nos presenta a una joven valiente que responde sí con firmeza; María acepta lo que el Señor le pide.
¿Dudas y miedos? Seguro que sí, como nos pasa a diario a muchos de nosotros. Pero en María encontramos también
esa confianza y esperanza en Dios, ese reconocer que sus planes son perfectos, aun cuando impliquen contrariedades y dificultades. Aprendamos de la Madre del Salvador y unámonos a los planes que el Señor tiene para nuestra vida, para nuestros hogares y para nuestra nación.

Dra. Pamela Terán
Red Educativa Arquidiócesis de Quito.

  • ¿Cómo acogemos con humildad y obediencia la voluntad de Dios en nuestra vida?
  • ¿Qué podemos hacer para que nuestras decisiones estén de acuerdo al querer de Dios?

COMPROMISO

Que , como María, estemos dispuestos a asumir la voluntad de Dios en todo momento. Recemos un Ave María por una persona en particular que necesite de nuestra oración.

PETICIONES

Señor te presentamos nuestras necesidades y confiados en la protección amorosa de María te decimos:

Señor , permítenos aceptar tu voluntad.

  • Por todos quienes durante este tiempo depandemia han recibido noticias difíciles de asumir, para que el Señor
    los conforte y les conceda una mirada esperanzadora frente a su futuro inmediato. OREMOS
  • Por quienes han recibido la misión de ser padres, para que esta Buena Nueva, los anime y les permita acoger con amor y dedicación a este nuevo ser y, cumplir con responsabilidad esta delicada tarea que el Señor les confía. OREMOS
  • Por quienes pasan por momentos de dificultad en sus familias, para que recordando la presencia de María, puedan vivir en humildad, aceptación y comunión. OREMOS

DECIMOS JUNTOS:

PADRE NUESTRO…

DIOS TE SALVE MARÍA…

GLORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO…

ORACIÓN FINAL

Niño Jesús,
ven a nosotros,
entra en nuestros corazones
y enséñanos el camino que nos conduce a ti.
María,
danos docilidad y humildad,
para entrar en comunión con los planes de Dios.
José,
custodia nuestra fe,
ayúdanos a vivir en obediencia ,
y danos la gracia de escuchar la voz de Dios.
Sagrada Familia de Nazaret,
que nuestras familias sean el lugar propicio
donde podamos descubrir que es posible
vivir en comunión, participación y misión,
siempre a la luz de la Palabra
que ilumina nuestro deseo de “ caminar juntos”.
Amén.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>