JUEVES 12 DE MAYO


¡Buenos días!

Empecemos esta mañana en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén

La alegría es algo que llena la vida de María. Así comienza el saludo del ángel a María en los evangelios:

«Alégrate, MARÍA… (Xaire, María, en Griego)

Ella se conturbó por estas palabras y se preguntaba qué significaría aquel saludo» (Lc 1, 28-29).

«El fundamento último de la alegría es el amor. Dios ama: por eso es capaz de reír. Dios ríe en los que aman. A través de sus manos Dios habla y desde el fondo de sus ojos, sonríe a la tierra» (Khalil Gilbran) «Dios sonríe, dice la Escritura. Y con ello afirma que incluso la más pequeña sonrisa pura y delicada, que brota de no importa dónde, desde un corazón recto, ante cualquier tontería de este mundo, refleja una imagen y un rayo de Dios. Es una señal de Dios vencedor, señor de la historia y de la eternidad, del Dios cuya sonrisa nos demuestra que todo en definitiva es bueno» (Rahner).

Alégrate  (Ain Karem)

DECIMOS TODOS JUNTOS

Alégrate porque, como a María, Dios nos saluda cada día con el gozo

Alégrate, porque en la cultura del mercado global, donde todo se tasa y se vende, se te invita cada día a hacer pequeños gestos de gratuidad.

Alégrate, y ofrece gratuitamente a los demás lo que hagas, con una sonrisa.

PADRE NUESTRO…

DIOS TE SALVE MARÍA…

LORIA AL PADRE, AL HIJO Y AL ESPÍRITU SANTO…

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>